Una prueba experimental de la resistencia a la luz de los impresos en color.

En la pared izquierda de mi despacho tengo colgados unos cuadros que son reproducción de unas láminas con motivos de artes gráficas antiguos; fue un regalo de un empresario amigo de Artes Gráficas Gaez. Esta pared tiene una ventana perpendicular por la que entra la luz del día con intensidad. No sé por qué me fijé en ellos el otro día y vi que se habían decolorado de forma gradual conforme se alejaban de la ventana; sé que no descubro nada nuevo, pero me pareció curioso constatar tan claramente esa influencia de los rayos UV, y de una forma tan matemática. Es un ejemplo muy didáctico.    


Share/Bookmark

2 comentarios:

Jose Negrete dijo...

A mi cartel de Indiana Jones no le queda más que rojo y amarillo... :)

Aurelio Mendiguchia dijo...

Es raro ya que normalmente es el pigmento amarillo el que tiene baja resistencia a la luz UV y el pigmento más resistente es el azul, pero que haya quedado el rojo cuadra con que se haya quedado el amarillo. Puede haber sido impreso en digital y por esto cambian la resistencia a la luz de los pigmentos; lo que he dicho es válido para el offset.